2011-12-26 09:32:45http://www.jesuscaritas.it/wordpress/es/?p=366

«Veamos en la Encarnación sobre todo el amor por los hombres, el amor que Dios tiene por ellos y en consecuencia, el que vosotros debéis tener a su ejemplo “para ser perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto”.

Qué activo e seste amor, qué actuante, qué profundo es, haciéndolo franquear como de un salto la distancia que separa lo finito, y haciéndole emplear para nuestra salvación ese medio extremo, inaudito, la Encarnación. Él, Dios Creador, viene a vivir a la tierra como criatura… Ved esta entrega a los hombre, y medid cuál debe ser la vuestra… Ved esta humildad para el bien de los hombres y aprended a abajaros para hacer el bien, a ir el primero a las almas como yo he ido el primero a las almas… a haceros pequeños para ganar a los otros, a no temer descender y perder vuestros derechos cuando se trata de hacer bien a las almas, a no pensar que descendiendo más os colocáis en la impotencia para hacer el bien: al contrario, descendiendo se me imita, descendiendo se emplea para salvar almas el medio mismo que yo he empleado; descendiendo se camina hacia mi via, en consecuencia en la verdad y se está en el mejor lugar para tener la vida y darla a los otros, pues el mejor lugar para ello es siempre mi imitación».

 

Charles de Foucauld, Meditaciones, Nazareth 1898.


366open