2014-02-04 10:29:55http://www.jesuscaritas.it/wordpress/es/?p=837

En esta ocasión deseamos compartir con nuestros amigos una buena noticia: las Hermanitas del Evangelio (Petites Soeurs de l’Evangile) están iniciando una fraternidad en Guatemala y eso significa que finalmente la espiritualidad del Padre de Foucauld llega oficialmente en el país centroamericano, ya que desde “el tiempo de la violenzia” varias personas esperaban una presencia de los hermanos o hermanas del Beato Carlos de Jesús.

En la carta circular que el Consejo envió a todas las Hermanitas del Evangelio leemos los detalles acerca de la futura fundación: el próximo miércoles 12 de febrero, en un pequeño barrio llamado “Las Marías”, de la diócesis de Jalapa, cuyo pastor es Mons. Julio Cabrera Ovalle. Mons. Cabrera, quien es una persona muy conocida y apreciada en Guatemala. Fue obispo de la diócesis del Quiché, región tristemente famosa por haber sido el epicentro durante el conflicto armado, en donde él realizó una intensa obra de evangelización que aun hoy es reconocido no solamente en el territorio nacional. Además ha trabajado incansablemente en el proceso de paz y reconciliación. En Italia han publicado su obra intitulada: «Perseguiteranno anche voi. Una diocesi su strade di perdono e di pace» (Ed. EMI, 2002). El obispo de Jalapa celebró su 50° aniversario de presbiterado el pasado 1° de diciembre de 2013, una señal de la Providencia si pensamos que las Hermanitas del Evangelio fueron fundadas por el Padre René Voillaume exactamente el 1° de diciembre de 1963, ¡el mismo día de la ordenación de P. Julio!

La congregación religiosa de las Hermanitas del Evangelio forma parte –como la nuestra– de la “Asociación Familia Espiritual de Carlos de Foucauld” que reune a 21 entidades diferentes y cuyos miembros viven en diferentes partes del mundo, normalmente en contextos difíciles o entre las poblaciones más aisladas. Las Hermanitas realizaron su primera fundación en el seno de una comunidad indígena de Venezuela en 1963 y ahora las dos “fraternidades” más vecinas a Guatemala las tienen en Haití y El Salvador, la tierra bendecida por el maririo de Monseñor Romero e con él miles y miles de mártires. Con ellas nos sentimos muy en sintonía y hemos colaborado mutuamente sobre todo en los últimos años. Entre otras, con Mons. Cabrera, hemos tenido el gusto de compartir en un par de ocasiones aquí en la Abadía de Sassovivo gracias a la amistrad entre él y nuestro prior Gian Carlo, pues se conocen desde hace muchos años.

Varias veces se nos ha preguntado por qué Guatemala aun no cuenta con nuestra presencia. Las razones pueden ser muy válidas y diferentes, pero nuestra convicción es que “hay un tiempo para todo” y porque reconocemos con el Papa Francisco que “en qualquier forma de evangelización el primado es siempre de Dios”, y que “la verdadera novedad es la que Él mismo misteriosamente quiere producir, la que Él inspira, la que Él provoca, la que Él orienta y acompaña de mil maneras” (Evangelii Gaudium, n. 12).

El Padre Charles de Foucauld fue asesinado en el desierto del Sahara el 1° de diciembre 1916, vivía solo, sin discípulos, en medio de una población no cristiana; pero a poco menos de un siglo el “mensaje del desierto” ha alcanzado los rincones más escondidos del planeta, y ahora en un mundo globalizado y secularizado la invitación de vivir “como Jesús en Nazareth” es un desafío y al mismo tiempo un signo de esperanza para todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

Es pues un “gaudium magnum” (un gran gozo) espiritual para nosotros anunciar a nuestros amigos lectores esta noticia, pero especialmente a los amigos de las Hermanitas del Evangelio y a todos aquellos que en diferentes formas siguen la espiritualidad de Charles de Foucauld. ¡Ojalá este mensaje pueda ser transmitido al mayor número de personas! Seguiremos acompañando con nuestras oraciones y nuestra amistad a las Hermanitas en este nuevo inicio y deseamos muchas bendiciones a los habitantes del barrio Las Marías, a los de la diócesis de Jalapa y a los guatemaltecos en general.

 fratel Oswaldo Curuchich jc

 

 837open