2012-07-06 10:44:23http://www.jesuscaritas.it/wordpress/es/?p=522

Estamos en plena temporada del verano 2012 y por tal razón la presencia de los visitantes aquí en la Abadía de Sassovivo ha aumentado en las últimas semanas. Llegan diferentes grupos (procedentes de varios países) grandes o pequeños, familias o peregrinos que caminan, a menudo, rumbo hacia Asís.

También son diferentes los motivos o intereses que conducen a las personas hacia este tipo de lugares: espiritualidad, turismo, historia del arte, o simple curiosidad. Para ellos hemos puesto en la Cripta San Marone el «cuaderno del peregrino» para quienes deseen dejar su propia firma o un mensaje.

Muchas personas expresan espontaneamente sus sentimientos en pocas frases, sobre todo la maravilla que causa y la serenidad que infunde este «oasis de paz». Al mismo tiempo otros llegan cargando con el peso del sufrimiento, del dolor y, a menudo, la tristeza y soledad. A todos nuestros huéspedes y visitantes dedicamos estas lineas, especialmente a cuantos solicitan nuestras oraciones.

La oración de intercesión forma parte de nuestra misión y es parte constitutiva de todas las fraternidades del Hermano Carlos de Jesús. A la vida de oración de los Hermanitos de Jesús, Padre René Voillaume, en su obra principal dedica un capítulo (Permanentes en la oración) conmovedor y siempre actual:

«Cristo nos llamó y hemos respondido a su llamada escogiendo, como el Padre de Foucauld, una vida total y continuadamente dedicada a Dios, en una oración de adoración y de reparación por el mundo, y dedicada al mismo tiempo a los hombres, en una pobreza y una caridad verdaderas. Tenéis que tener presente que la plena realización de este ideal es difícil, y que reclamará un gran esfuerzo de fe y de desasimiento de vosotros mismos, renovado costantemente y perseguido sin interrupción hsta la muerte. […] El día en que dejemos de ser ya, en cierto modo, punto de interrogación para los hombres, podremos decir que hemos dejado de llevar entre ellos la presencia del Gran Invisible. Ya no seremos para ellos los testigos de la vida y de la luz» (En el corazón de las masas).

 

Mensajes

«Hoy Roberto y Gabriella han llegado aquí a visitar este lugar tan maravilloso que te inspira a la contemplación de Dios. Gabriela, mi esposa, tiene una enfermedad muy grave y por eso pedimos vuestra preciosa ayuda mediante la oración, para que podamos ser siempre fieles a Su amor».

¡Aquí está la paz que busco! Señor, haz que la encuentre en mi corazón (Anónimo).

Habíamos ya visitado este lugar hace 35 años: durante nuestro viaje de luna de miel. Ahora hemos compartido un momento vuestra oración comunitaria y hemos renovado nuestra alegría de vivir juntos. ¡Gracias! (Anna y Carlo).

Hemos venido para ver el famoso claustro de Sassovivo y hemos quedado sorprendidos por la belleza de todo el lugar y el silencio que reina (Annamaria y Angelo).

Podría seguir citando muchos ejemplos, pero lo más importante es expresar nuestros sinceros agradecimientos hacia todos aquellos que nos visitan y sobre todos a los amantes de este lugar que «testimonia una cultura de paz» (Unesco).

C. Oswaldo Curuchich

 

C. Oswaldo Curuchich

 

 

 

 

 

 

522open